Archivos Mensuales: noviembre 2007

·.viendo llover ·.

Estándar

Fábulas variopintas

Asomada en el balcón, buscaba la explicación mientras las nubes atareadas iban de aquí para allá. Se avecina la tormenta, pensó su abuelo (quien bien la conocía), demasiado pensativa. Cruzó la habitación y se recostó en el gran sofá que invitaba a imaginar. Descubrió que la luz del sol tenía hoy un nuevo resplandor. Decidió ir a caminar y empezó a llover, sin saber por qué sus lágrimas se mezclaron con la lluvia, el sol había desaparecido. Pero poco a poco sintiendo las gotitas impactar en su piel (dulce condena), deslizarse por su rostro, mezclarse con su pelo, se sintió mejor. Era aquella lluvia, la que tanto entristece a la gente, la que tanto hacía falta en la Tierra…y en ese instante lo comprendió. La naturaleza se conmueve con el sentimiento de la persona solían pensar los escritores, ¿y no será más bien al revés? Somos parte de ella y a ella siempre regresamos, la necesitamos como un suspirito de vida y, como saben, me refiero a la Tierra o ¿quizás me refiera a esa personita especial que hay en cada vida?

Le doy las gracias si usted es mi personita especial

lágr’m^ d3 ciëlº

Estándar

 

“En la oscura noche lo soñó. Ser una gotita más en el mar. La gotita que quizás un niño creyera especial, porque sólo ellos y los sabios son capaces de dar a cada detalle su valor. En el inmenso mar algunas gotitas se sentían pequeñas, perdidas, masificadas; pero poco a poco descubrían el placer de formar parte de algo tan grande, sueño y esperanza de tantas musas y peregrinos que en busca de calma acuden a él. Por eso sin pensarlo más decidió mojarse, unirse a millones de resplandecientes pedacitos de lluvia, sumergirse en las profundidades, vadear el ancho mar, confundirse con el horizonte…”

(la estrellita que enrojeció ante un susurro)

Estándar

 

Valiente idea surge entre la penumbra de mi mente y ve el umbral de la muerte que surgió ante el menosprecio. Infravalorar, tratar de valorar. Imposible.  Una idea está a punto de eclosionar, shh ¡calla!, demasiado tarde no intentes silenciarla, se cansó de esperar, ya no aguarda su momento, simplemente sale a respirar. Dale vida, resguarda esa llama o se apagará. De pronto, en un descuido, un suspiro triste la apagó. Hazla brillar.

 

pensamientos desbocados.

Estándar

 

Sórdido pasado que se enfrenta al futuro en una espiral de convicciones prefabricadas. Lo que hagas hoy marcará el mañana, lo que hagas hoy marcará el ayer. El presente está apresado por orden del arrepentimiento. La despejada mente brilla por su ausencia ¿qué le estará pasando que ya no sale a volar? Su mente cansada, tan sólo espera un remanso de paz ¿hallará en ti su lugar?.  Sólo desea sentirse querida cuando más odiosa sea, que para los buenos ratos ya se gastaron los buenos platos. Uhmm ¿vajilla nueva? No gracias, tengo miedo de volver a recoger los  trozos rotos. Pero en la aguada mañana siempre surge el sol. Sí, un sol resplandeciente que ilumina mi alma cada vez que surge ante una tempestad que, en realidad, es sólo aparente. Experimenta la calma del ojo del huracán.

 

Madrid día 7 de un noviembre…..muy dulce.

 

. rumºres de mi m3nt3 .

Estándar
 
 
" Y en lo más alto de la montaña se percató de que desde la cima era pequeño lo que él se había acostumbrado a ver grande, y pensó que ése era el punto donde se invertía todo, donde las pesadillas se volvían sueños, la soledad se tornaba en paz, la naturaleza en valor y el silencio en lenguaje.
 
Dejó volar su mente de lo sencillo a lo complejo, para después alcanzar el máximo nivel de complejidad: los detalles. Jugó con las palabras, repitiéndolas una y otra vez hasta que perdían el sentido. Después hizo otro tanto con las imágenes, entornó los ojos hasta que lo nítido viraba a borroso. El que no confunde se confunde decía un tal Unamuno y mi réplica es ¿el que se confunde no confunde? claro que sí señor Unamuno, pues las confusiones desencadenan errores, quizás incluso situaciones embarazosas, y gracias a eso el hombre avanza, aprende, ríe, vive… quizás la confusión sea inherente a él.
 
Y tal vez provenga de ahí la insistencia del hombre por encontrar respuestas ciertas.Ya Descartes sugirió empezar de cero, al ver débiles los cimientos que se creían consolidados, a veces para avanzar, lo ideal es dejarse enseñar y no empeñarse en deducir. Pero, ¿cómo abarcar el tema? ¿letras o ciencias? ¿Lo abstracto o lo exacto?…. y yo me pregunto ¿quién dijo antítesis?.
 
Cuenta la leyenda que la literatura y la ciencia estaban enfrentadas pero, no se confundan amigos, era sólo aparentemente, en realidad las letras y las ciencias buscaron una conciliación en lo abstracto, y por ello, a todo número irracional , a todo infinito, a toda fórmula, le acompaña una explicación, una metáfora, y por qué no, una paradoja. Pero también a todo concepto le acompaña un concreto , un ente en sí o al menos una definición referida a algo concreto.
 
¿Ven ahora algún extremo? no, porque todo está mezclado o quizás o todo esté en estado puro, porque la parte es el todo fragmentado y el todo dividido es la parte. Pero, entonces,  si yo tomo agua de un río que lo es todo,¿no sigue siendo agua mi parte? y ¿qué es ahora el río? ¿no es agua también?, por lo tanto, ¿cuál es la diferencia? ¿la cantidad tal vez?, pero, ¿cómo podemos cuantificar aquello que ni siquiera es concreto? pues no olviden que hablamos de aspectos que no se pueden aprehender.
 
Y caminando así, inmerso en sus pensamientos, se dió cuenta de que se encontraba de nuevo en la base de la montaña, y comprendió que en la cima había tenido el universo ante él y que no lo había disfrutado por tratar de explicarlo, y es que , a menudo olvidamos que para intentar explicar algo, hay que conocerlo amarlo y observarlo. Olvidamos de dónde provenimos y tratamos con desprecio a nuestra fuente de vida: la naturaleza".