La Vida: Un Sueñö Côntinuad0

Estándar
 

Si todas las noches soñásemos la misma cosa, esta nos afectaría tanto como los objetos que vemos todos los días; y si un artesano estuviese seguro de soñar todos las noches, durante doce horas seguidas, que era rey, yo creo que sería casi tan dichoso casi como el rey que soñase todas las noches, durante ocho horas seguidas, que era artesano. Si todas las noches soñásemos que somos perseguidos por enemigos y agitados por fantasmas penosos, y pasásemos los días en diversas ocupaciones como cuando se hace un viaje, sufriríamos casi tanto como si aquello fuese verdad, y se temería dormir, como se teme el despertar cuando se sabe que se va a entrar (realmente) en tales desdichas. En efecto, los sueños causarían, a poca diferencia, los mismos males que la realidad. Pero, como los sueños son todos distintos y se diversifican, lo que se ve en ellos afecta menos que lo que se ve en estado de vigilia, a causa de la continuidad de ésta; continuidad que, sin embargo, no es tan absoluta que no cambie también; pero menos bruscamente, excepto en raras ocasiones, como cuando se viaja; y entonces se dice: “Me parece que he soñado”; porque la vida es un sueño un poco menos inconstante.

 
 B.PASCAL: Pensamientos.Madrid, Alianza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s